Etiquetas

, , ,

Sólo el cinco por ciento de las computadoras de la Aduana General de la República usan Windows y el 95 por ciento restante presta su servicio sobre plataforma de software libre. Ese organismo fue el pionero en Cuba que comenzó su migración en el 2005. En abril del año anterior el Consejo de Ministros acordó que la Isla tenía que emigrar al sistema de código abierto, y aunque no se puso una fecha tope, se orientó que debía ser un proceso continuo y organizado. Se crea entonces el Grupo Ejecutivo Nacional encabezado por el ministro de Informática y las Comunicaciones.

En la actualidad otras organizaciones acompañan ya a la Aduana en este empeño, entre ellas, los Ministerios de Informática y Comunicaciones (MIC), Educación Superior (MES) y Cultura (MINCULT), así como la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA). Pero, la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI), es la rectora en la estrategia cubana para la migración.

El IV Taller Internacional de Software Libre celebrado recientemente en el país, fue el espacio escogido para presentar la Guía Cubana para el cambio a sistema de código abierto. Este será el documento rector mediante el cual las empresas e instituciones organizarán y desarrollarán su propia migración según las características de cada lugar. Dentro de la estrategia está prevista la capacitación y la introducción paulatina del software libre en todos los niveles de enseñanza y en particular los Joven Club de Computación serán el espacio ideal para la capacitación masiva.

Al frente del Grupo Nacional para la Migración a Software Libre se encuentra Héctor Rodríguez, decano de la Facultad 10 de la UCI, quien explica las razones que hacen impostergable el cambio:

¨En nuestro país debemos emigrar por tres razones. Una de ellas es la de independencia, pues ningún país soberano debe estar basado en el uso de una herramienta tecnológica que responda a un monopolio, en este caso el de Microsoft, y mucho menos nosotros que somos un país sometido a un férreo bloqueo, de más de 59 años. En cambio el software libre(SL) está basado en la igualdad entre los pueblos, su filosofía es la de compartir el conocimiento y esta es la principal razón, la independencia”.

“En segundo lugar, por razones de seguridad. No es para nada confiable basar la informatización del país en un software cerrado, como ocurre hasta ahora ¿Qué garantías se tiene de que los programas hagan únicamente lo que se espera de ellos? ¿Qué garantías tenemos de no construirlos nosotros de que por las famosas puertas traseras se pueden colar para leer nuestra información? ¿Cómo tener la seguridad de que no hay programas ocultos que menoscaben nuestra privacidad?¨

¨Y la tercera razón es económica. Al ser excesivo el costo de las licencias de los sistemas operativos cerrados, y si le sumas el número de PC que lo usan, el gasto sería inmensamente grande. Es un lujo que Cuba no podría darse. Por ejemplo, en la UCI, donde existen seis edificios docentes, el costo superaría los cinco millones de dólares al año en una sola de esas instalaciones por concepto de licencias”.

Pero, además, hay que surmarle a todo esto el bloqueo y las políticas monopolistas que nos impiden en muchos sitios descargar programas porque están vedados para usuarios cubanos¨.

Actualmente tres grupos de trabajo se ocupan de los temas técnicos, de capacitación y legales que rigen de manera organizada el desarrollo y despliegue del SL en todo el país. A través del sitio, se tendrá informada a toda la comunidad, además de la habilitación de un portal de desarrollo colaborativo, al que podrá acceder cualquier usuario, y donde también se impartirán cursos, y toda una serie de opciones para la capacitación. Ya está elaborada una propia configuración de Linux denominada Nova la cual se utilizará fundamentalmente para realizar las migraciones desde Windows hacia Linux.

En estos momentos, la Universidad de las Ciencias Informáticas es la que ostenta un mayor avance. No sólo una facultad completa se dedica a la enseñanza de los sistemas de código abierto, sino también un área productiva, donde se potencia hoy la industria cubana del software.

El 85 por ciento de la exportación está basada en estos sistemas con excelentes resultados y satisfacción de su principal cliente: instituciones venezolanas, país que ha resuelto también utilizar el software libre de manera oficial y que al igual que Cuba ha escogido este camino de independencia en las tecnológicas de información.

Fuente: www.cubavision.cubaweb.cu

Anuncios