Etiquetas

, , ,

Cuando instalamos nuestra distro GNU/Linux favorita, siempre puede pasar que distribuyamos el espacio de las particiones un tanto a lo loco. Es una ciencia exacta, como toda la informática, pero nosotros tendemos a hacer pequeñas locuras de vez en cuando. Tampoco hay que preocuparse, porque es un tema de fácil solución cuando nos quedamos sin sitio en una de las particiones fundamentales como / o /home, por poner un ejemplo.

En mi caso, debido a la muerte de mi disco duro de 500 GB, de la que ya os hablé aquí, estaba funcionando con un disco de 160 GB en el que coexisten Windows 7 y Ubuntu, y había dejado un hueco de 30GB para instalar Debiany orientar mis tutoriales a esta fantástica distro. Por cosas del destino, no llegué a usar nunca esos GB y me había olvidado de ellos, algo muy útil cuando mi /home se estaba quedando en los 2GB de espacio libre.

P.D: No tenen porqué, pero si jugáis con las particiones podríais perder datos y/o el funcionamiento del sistema, así que id con tiento. Con buen hacer, tendremos nuestro sistema operativo de nuevo sin ningún esfuerzo ;)

Mi problema empezaba así:

/dev/sda1 reservada para el cifrado de Windows 7

/dev/sda2 partición de Windows 7

/dev/sda3 partición extendida donde tengo el sistema linux, en particiones independientes:

swap

raíz /

/home

30 GB de espacio sin asignar

Si la partición raíz y /home estuvieran descompensadas, podría reducir una y aumentar la otra a costa de la reducción de la primera. Para el ejemplo, bien nos vale a lo loco, distribuyendo esos gigas libres entre ambas. Realmente habría valido con aumentar la /home, que es lo que antes se sobrecargará de información.

1. Pasos previos.

Lo primero es saber que, logicamente, no podemos modificar las particiones si están en uso y/o montadas. De esta forma, si queremos modificar /home no podemos estar logueados con ningún usuario (sí con el usuario ‘root’, ya que este no tiene sitio en /home). Para modificar / tenemos que ir más allá, y necesitaremos un LiveCD.

Por defecto, Ubuntu no trae contraseña para el usuario root, por lo que tenemos que establecerla con el siguiente comando:

$ sudo passwd

Una vez hecho esto, nos deslogueamos y nos logueamos con nombre de usuario ‘root’ y contraseña la que hayamos establecido. Esto solo nos vale para modificar /home u particiones que podamos desmontar con el sistema arrancado. Como yo tenía que modificar toda la partición extendida donde tengo el sistema Linux, he usado un LiveCD de Ubuntu 10.10 y el programa Gparted incluído en las herramientas de administración.

2. Gparted.

Gparted nos mostrará con el icono de una llave aquellas particiones que no nos deja modificar

Como véis en la imagen, Gparted nos muestra las particiones que no puede modificar con el icono de una llave. Para poder redimensionarlas (o lo que sea que queráis hacerles), las desmontamos (click derecho > desmontar) o,en el caso de la swap, la desactivamos como muestro en la captura siguiente.

Para actuar sobre mi partición extendida tuve que desactivar la partición de intercambio (swap)

Una vez desmontadas todas las particiones involucradas en la reasignación de espacio en disco, procedemos a redimensionarlas mediante ‘click derecho > redimensionar/mover’.

Hacer notar que sólo podremos añadir espacio de disco que esté contigüo a la partición a redimensionar y, para hacerlo, o indicamos el tamaño deseado en la casilla “tamaño nuevo” o arrastramos las flechas situadas a los lados del bloque que representa la partición.

En caso de no tener el espacio libre junto a la partición a redimensionar, iremos moviendo las particiones (hacemos click en el bloque que representa a ésta y lo desplazamos sin soltar el ratón) hasta que la partición a redimensionar esté al lado del espacio de disco que deseemos añadir. Una vez hecho esto y aplicados los cambios (icono de V verde de la ventana principal de Gparted), redimensionaremos como se dice en el párrafo anterior.

Ya véis, nada difícil ni peligroso… siempre que tengáis bien respaldados vuestros datos (por si acaso). Añadir espacio es una operación bastante rápida, no tanto mover/recolocar todos los datos de una partición, pero lo que le puede llevar al ordenador máximo 1 hora de trabajo en “modo auto” a vosotros os ahorrará el tener que reinstalar todo el sistema;)

Para mi caso, lo resolví así (a lo bruto y si no recuerdo mal):

1. Amplié la partición extendida con los 30GB libres y apliqué los cambios.

2. Le dí 15 GB de esos 30 a la partición /home, que estaba adyacente a esos 30GB recién añadidos.

3. Moví la partición /home al final de la partición extendida, quedando los 15 GB libres encima de esta y adyacentes a la partición raíz o /

4. Añadí esos 15GB a la partición raíz

A modo de apunte, la opción “verificar” de Gparted nunca está de más para hacer un análisis rápido del estado de la partición.

Fuente: Aerilon

Anuncios